El Tigre detrás de la bruma

El Delta del Tigre, decorado de una parte de mi infancia, sigue siendo para mi una jungla enigmática.
A cada vuelta a Buenos Aires, el rio de la Plata me invita a cazar recuerdos. En velero, bote o lancha colectiva, reencuentro el olor de los fantasmas de mi infancia y el peso de sus ausencias.
El agua turbia se agita y al final todo desaparece, salvo las estrellas.